¿CÓMO ACABAR DE UNA VEZ POR TODAS CON LA CORRUPCIÓN Y NO MORIR EN EN INTENTO?

Quisiera que este artículo fuese más que nunca un ente vivo. Es por ello por lo que os pido encarecidamente que si lo considerais oportuno, hagais un comentario. Con los que dejéis trataré de reescribir lo que aquí os dejo. A ver hasta donde llegamos juntos.

Antes que nada, me quitaré la careta: yo también defraudo al fisco, tengo deudas que intentaré pagar, no soy inmaculado, etc.

¿CÓMO ACABAR DE UNA VEZ POR TODAS CON LA CORRUPCIÓN Y NO MORIR EN EL INTENTO?

Hablaba no hace mucho con un buen amigo acerca de la que ha caído y sigue cayendo sobre nuestra piel de toro. Yo, que soy un tanto naif le decía que en mi opinión esto debe ser como una pirámide. Me explico. ¿Sirve de algo tener una cúspide de la pirámide, un vértice, una cima virtuosa y bien construída si la base se desmorona porque no es sólida, porque es corrupta?

Creo que nuestro país padece de un mal endémico, la picaresca. ¿Me puedo ahorrar el IVA? Me lo ahorro. ¿Puedo no declarar un alquiler? No lo declaro. ¿Me voy a comprar a lo bestia a un gran almacén y después revendo lo comprado como reverendísimamente me de la gana? Pues también lo hago. ¿Me sale un trabajillo que no tengo que declarar? A por él.

Mientras no comprendamos los de a pié que tenemos que predicar con el ejemplo, esto no tiene solución. ¡OJO! No estoy justificando, ni mucho menos a los avaros, buitres, gentuza que dirigiéndonos se han aprovechado de mucha gente. Pero… esa picaresca congénita que nos caracteriza tiene que acabar, si no… ¿de qué vamos? ¿Qué esperamos? ¿Si tuviésemos la inmensa mayoría la oportunidad de meter la manita no la meteríamos? No me creo nada. Seamos valientes. Aquí trinca todo el que puede. CIERTO, NO TODO EL MUNDO ES IGUAL. Pero o construímos todo el país solidamente desde la base o aquí no hay nada que hacer.

Quitémonos las máscaras y a arrimar el hombro todo dios. Canta mi admirado Loquillo una canción de cuyo nombre no quiero acordarme en la que dice “si todos somos ladrones, el delito solo puede ser que te pillen con la mano en el pastel”.

Acerca del Autor

José Manuel Lasanta Besada
José Manuel Lasanta Besada

Comentarios

  1. Pablo Solís del Junco Por Pablo

    Responder

    • José Manuel Lasanta Besada Por José Manuel Lasanta Besada

      Responder

    • José Manuel Lasanta Besada Por José Manuel Lasanta Besada

      Responder

  2. Por albumusa

    Responder

    • José Manuel Lasanta Besada Por José Manuel Lasanta Besada

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.