¿Y SI SUCEDIERA HOY..?

Hemos estado todo el día caminando. Ahora descansamos tras una hermosa jornada de convivencia con nuestros vecinos de Guadalcacín. El Majaceite ha acompañado sus infantiles carreras a lo largo de su cauce, con las ramas como testigos, con el musgo en las rocas como manchas de pintura en una paleta de un hermoso color verde pleno de matices, con el zumbido de abejas, de las moscas -“las familiares, inevitables golosas”, “moscas vulgares”-, con un Sol amistoso que ha hecho de la temperatura un gran aliado.

Hemos parado a comer y ha sucedido. El brincaba de roca en roca. Feliz. Gozoso.

Ha sido un resbalón.

Mi corazón se ha detenido al oir el golpe seco y brutal mientras su imagen a cámara lenta se desplazaba de una de esas rocas a otra. El pié se ha deslizado tras lo que su cuerpo ha trazado una curva en el aire y su hermosa cabeza ha dado de lleno contra esa roca.

Me pregunto cuál habría sido mi reacción si esto hubiese sucedido en realidad. Él no habría sufrido, su mundo, su futuro símplemente no habrían existido. El habría partido feliz, con su trote junto al cauce de un hermoso río en una maravillosa mañana de cualquier mes.

Por suerte, todo ha sucedido en la imaginación un tanto obsesiva de un padre demasiado preocupado por el cuidado de su hijo. El descansa en estos momentos frente al televisor. La casa está en calma.

Etiquetas:

Acerca del Autor

José Manuel Lasanta Besada
José Manuel Lasanta Besada

Deja un comentario