Y AQUÍ SEGUIMOS…

Por lo visto, una señora mayor se ha suicidado en el barrio por sabe Dios qué razones. Me vais a permitir esta expresión: “Yo flipo”. No con la señora, hasta ahí podríamos llegar. Flipo con todos los que de una forma u otra la hemos rodeado hasta el fin de sus días sin darnos cuenta de su penar, de su sufrimiento…

suicidio

Vivimos en una sociedad desalmada. Quisiera escribir de “cosas bonitas”, de positividad, pero a veces, como en este momento, solo puedo pensar que somos lo peor.

Lo siento, hoy no me sale nada hermoso que aunque fuese de lejos, pudiese escribir. Solo se me ocurre dejaros con Mozart. Que no es poco.

Acerca del Autor

José Manuel Lasanta Besada
José Manuel Lasanta Besada

Deja un comentario