¿UN NUEVO ÍCARO?

La imagen de un coche solar es algo que ya no nos sorprende, pero algo diferente ocurre con la de un avión impulsado exclusivamente por este tipo de energía. Este es el caso del Solar Impulse, que ha cruzado recientemente los Estados Unidos de costa a costa, siendo capaz de volar tanto de día como de noche, recorriendo más de 5.600 kilómetros. El periplo de este avión comenzó el pasado 3 de mayo en San Francisco para acabar tras cinco escalas y dos meses en Nueva York.

Avión solar

La velocidad media alcanzada por el Solar Impulse fue de 51,8 kilómetros a la hora.  Tiene 63 metros de envergadura (la misma que un jumbo), y solo 1.600 kilogramos de peso gracias a su estructura de fibra de carbono.

Está prevista para el 2015 una gira alrededor del mundo.

Acerca del Autor

Otras fuentes

Deja un comentario