TÚ SÍ, TÚ NO

Que el aire que respiramos en nuestras ciudades es cada ves más de peor calidad es un hecho incuestionable. No hace falta irse al extremo de Pekín. Cerca nuestro, en la capital por ejemplo, es frecuente ver el cielo cubierto por una desagradable boina gris -cercana al negro en algunas zonas-. En la capital de los vecinos del norte, en París, desde este lunes se ha llegado a la necesidad de imponer la circulación alterna de vehículos en función de la terminación par o impar de sus matrículas.

paris-contaminacionLa iniciativa pretende reducir la contaminación en la capital y tiene un carácter excepcional. “Se permitirá moverse a los vehículos impares, además de a los vehículos limpios, híbridos y eléctricos, y a los vehículos que transporten a más de tres personas”, ha señalado Hidalgo -la alcaldesa-.

Además también podrán circular los vehículos de reparto, los de transporte público, los taxis y los de autoescuela. También podrán usar sus coches los operarios de maquinaria de construcción, de limpieza, de periódicos, correos, comerciales y conductores de autobús o metro para poder llegar a sus puestos de trabajo, informa la prensa francesa.

Tampoco se aplica la restricción a los vehículos con matrícula extranjera.

Acerca del Autor

Otras fuentes

Deja un comentario