TRAÍLLA

Traílla. Cuerda o correa con que se lleva al perro atado a las cacerías, para soltarla a su tiempo.

La mañana prometía frío y humedad. Juan no era cazador ni nunca había entrado en su intenciones llegar a serlo, a pesar de lo cual había acogido desde cachorro a un hermoso ejemplar cobrizo de setter irlandés. Contaba ya con seis meses el inquieto y juguetón animal que en aquella jornada no paraba de olisquear el terreno y pegar tirones de la traílla.

Setter irlandés

Anduvieron más de una hora antes de que el joven considerase la posibilidad de soltar al cachorro y dar rienda suelta al institnto del animal. Se inclinó sobre el cuello de éste y sin esperar más, abrió el mosquetón que remataba la correa, ante lo cual el fogoso animal se lanzó a la carrera. Olisqueaba el terreno inquieto sin rumbo determinado hasta que tras una esparraguera, quedó clavado apuntando con su cuerpo en tensión hacia un pequeño gazapo que asustado ante la presencia del perro, se hizo un ovillo tras la jara.

Pegó un silbido Juan al perro, que no desviaba la atención del pobre conejo. Fué solo a la tercera llamada cuando el setter perdió la concentración mantenida en su presa, momento que aprovechó esta para correr veloz hasta su madriguera, construída al pié de una vetusta encina.

Etiquetas:

Acerca del Autor

José Manuel Lasanta Besada
José Manuel Lasanta Besada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *