TENDER PUENTES

“En realidad ellos estaban allí, tumbados en el talud, a causa de aquel puente. Llevaban tres años trabajando en la antigua Yugoslavia y habían reunido una bonita colección de cromos sobre puentes intactos o destruidos”. Arturo Pérez Reverte, “Territorio comanche”.

Un puente es un elemento de comunicación entre los pueblos. Un puente destruido es un primer paso para la incomunicación.

Los puentes han sido protagonistas en el cine multitud de veces, véanse El puente sobre el río Kwai –, Un puente demasiado lejano, Los puentes de Madison…

En el Imperio Romano, y más concretamente en Hispania, fueron elemento imprescindible junto con las calzadas, para la difusión de la cultura y la forma de vida romanas, marcando de forma fundamental nuestra forma de ser.

Puente

“Tender un puente” es la expresión que refleja la intención de hacer lo posible porque dos personas, grupos, etc consigan entenderse, mientras que dinamitarlos sería la forma de acabar con toda relación posible. Sería hermoso que la canción de Louis Armstrong se hiciera realidad algún día, pero me temo que la condición del ser humano lleva en sí la necesidad de destruir esos puentes que en algún momento nos unieron, o quien sabe, sirvieron algún día como elemento colonizador.

Hoy más que nunca en esa Hispania que un día unificaron los romanos, no nos vendría mal algún que otro puente entre nuestros representantes políticos para que la comunicación y el buen gobierno de la cosa pública fuesen una realidad. Pero me temo que en algunos de dichos políticos prima el egoísmo y el afán de poder.

A buen entendedor…

 

 

Acerca del Autor

José Manuel Lasanta Besada
José Manuel Lasanta Besada

Comentarios

  1. Por james

  2. Por james

Deja un comentario