SON MIS AMIGOS

Un buen día me crucé con todos ellos. Siempre sé que están ahí. A veces parece que su luz no brilla ya en mi firmamento, pero después, mi pequeño planeta da un giro y vuelven a iluminarme con su amistad. Sí, me precio de tener muy buenos amigos. Soy un tipo afortunado, vamos. Podría citar muchos nombres, publicar muchas fotografías, pero no creo que sea necesario. Ellos saben quienes son. Tampoco es cuestión de cantar el Asturias patria queridaaaaaaa… ni mucho menos.

El caso es que hoy, tras un par de cervezas en el bar de uno de ellos, y charlando de todo un poco con otro de mi particular lista, he vuelto a casa más contento.No creo que sea efecto de los grados de alcohol etílico en mis venas. Creo más bien, que se trata de que hablando con ellos, si es posible de algo que vaya más allá del fútbol, compruebo el tejido humano que visten, y me digo a mí mismo: “¡Joder, Joselito, qué suerte tienes pichurrín!”.

Hace ya algún tiempo, en el artículo que titulé Houston, ¿tengo un problema? una de esas AMIGAS me comentaba que si alguna vez tenía un problema llamase a un amigo, valga la redundancia. Problemas haylos, aunque cada vez menos. El caso es que vosotros, si leeis esto, sabeis que siempre contareis conmigo. Aquí, en el Sur, ese que como bien cantó el catalán, también existe. (Y esto último va por vosotros, amigos catalanes, que estais incluidos en esa generosa lista que la vida me ha ido ofreciendo).

rosa

Sólo un nombre, como símbolo de que siempre estareis conmigo. En el nombre de la ROSA. Esperamos que estés bien allá dondequiera que estés. Iluminandonos siempre preciosa. Un beso.

Acerca del Autor

José Manuel Lasanta Besada
José Manuel Lasanta Besada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.