SEGUNDA NOTA NAVIDEÑA DEL AUTOR

¡OPERACIÓN SALVACIÓN! (DEL POBRE PAVO)

ROSEBUDEsto parece que se va a convertir en otra tradición más, como la propia Navidad. Depende de con qué pie me levante, ese día así rularán las cosas. Si lo hago con el derecho, la tradición me parecerá algo caduco, trasnochado o rancio. Si lo hago con el izquierdo(1), esto de las tradiciones será una maravillosa experiencia que compartir con gentes de bien, una fuente de saber y de historia. Algo fantástico.

Me tomo unas pequeñas vacaciones hasta el año que viene en esto del manejo de la sinistra (izquierda en la lengua italiana, palabra que me encaaaanta por su misterio y sus connotaciones históricas). Pero ahora que lo pienso, esto es como si fuera otro artículo, más corto y además diciendo tantas pamplinas que no hay por dónde cogerlas. O sea que de asueto nanay del Paraguay…

Simplemente quiero hacer pequeñas acotaciones. Un deseo y un propósito. El deseo tiene que ver con mi tío. Hace un par de meses escribí en este púlpito de la cultura contemporánea sobre él y su cáncer. Es verdad que se encontraba muy mal y parecía tener los días contados. Prácticamente fue un panegírico en prosa, algo de lo que ahora me arrepiento. Desde entonces ha mejorado bastante dadas las circunstancias. Mi deseo no es que se produzca un milagro, pero sí que el tiempo que viva lo haga con dignidad y buen espíritu, aunque sean afirmaciones fáciles de decir y seguro complejas de llevar a cabo. Poder disfrutar un poquito más de su presencia y su conversación.

El propósito tiene que ver con estos lares que nos contemplan. Quiero seguir escribiendo sobre el cine y sus circunstancias, siempre que las mismas me sean propicias. Quiero continuar apreciando a José & family como los aprecio, entre otras cosas por darme la oportunidad de realizar un sueño, el de poder plasmar en palabras y libremente lo que siento sobre mi gran pasión. Me comprometo a ahuyentar a mis fantasmas y así poder acariciar a mis esquivas musas una vez que las haya atrapado durante el año que recién comienza.

Y vamos a cerrar el círculo. Me gustan los círculos. Son perfectos y yo tiendo a ser perfeccionista, así me va… mi vida está rodeada de ellos (de círculos, no de perfeccionistas). Una de mis filmes favoritos es Los amantes del Círculo Polar (1998) de Julio “palíndromo” Medem, trabajo en Círculo de Lectores, la maravillosa canción Circle of life de los grandes Elton John y Tim Rice para El rey León (1994) es muy emocionante y me resulta todo un subidón adrenalítico que me carga las pilas para la jornada completa. Digamos que tengo alma de círculo pero no soy más que un triángulo isósceles: desigual, anárquico y lleno de aristas que luchan cada segundo por limarse un poquitín más.

Decía lo de cerrar el círculo porque recuerdo haber iniciado el 2015 con tres artículos acerca de Luis García Berlanga, uno de los dioses que habitan mi particular Olimpo filmófilo (¿eso no será contagioso, no?), y quiero terminar el año con un soneto dedicado a su persona que le dedicó el mismísimo Joaquín Sabina, que formaba parte de un maravilloso librito de sonetos, Ciento volando de catorce, a cuya presentación en Jerez tuve la fortuna de asistir. Éste es mi regalo de año nuevo. Para que lo comencemos con una sonrisa preñada de palabras y mentiras que valen la pena.

P.D. Si habéis leído esto, sois la resistencia…

(1) No lo he dicho todavía pero soy zurdo de mano y de corazón. En la Edad Media me hubieran quemado en la hoguera, hoy sólo mancho mi mano de tinta cuando escribo con la pluma…

 

 

Acerca del Autor

Pablo Solís del Junco
La Venganza de Alan Smithee junior

Comentarios

  1. José Manuel Lasanta Besada Por José Manuel Lasanta Besada

    Responder

  2. Pablo Solís del Junco Por Pablo

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.