SEGUIREMOS LUCHANDO ANTONIO

Hola Antonio.
Hemos andado mucho camino desde la última vez en que nos deseamos suerte. Te escribo para comunicarte que finalmente ha sido a mí a quien han tumbado en primer lugar. Lo siento hermano, pero te va a tocar a ti seguir batiéndote el cobre. Sé que recordarás todas aquellas conversaciones en las que lamentábamos que esto no funcionaba. Nos lamentábamos de tantas cosas. De cómo nos juzgaban. De cómo nos fusilaban al amanecer. De tanta mediocridad, falta de solidaridad… No quiero, Dios me libre, pensar que llevábamos razón frente al resto de los mortales. Pero… ¡¿Qué coño?! Ambos sabemos, que alguna razón nos asistía cuando concordábamos en que esto está muy mal hecho. Hay gente muy mezquina.
Recuerdo tu constante apelación al trabajo en equipo. Recuerdo lágrimas –que por cierto, son de salida difícil- en tus ojos por los navajazos que la vida ha ido dándote una y otra vez en el costado. Un costado que te has partido una y mil veces por los demás. Fueran o no de los tuyos. De los nuestros.
Me han tumbado, pero a pesar de ello, y gracias a tu ejemplo, pienso volver a levantarme. Déjame coger fuerzas. ¡Ánimo!
Aún nos queda mucho camino por delante, mucho trabajo por hacer. Un abrazo.
Seguiremos en contacto.

Lucharemos hasta el fin.

Acerca del Autor

José Manuel Lasanta Besada
José Manuel Lasanta Besada

Comentarios

  1. José Manuel Lasanta Besada Por José Manuel Lasanta Besada

  2. Por Marta

  3. José Manuel Lasanta Besada Por José Manuel Lasanta Besada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.