¿QUÉ OS PARECE SI SACAMOS PUNTA A LOS LÁPICES?

Hace ya tiempo que ando cansado de ser un tanto naif a la hora de escribir en estas páginas. Voy a tratar en el futuro de seguir siendo positivo, pero también afilaré un poco mis lápices. Les voy a sacar algo más de punta. Y es que hay cosas que siguen sin hacerme ninguna gracia.Sin techo

Hace unos días, por ejemplo, pasó lo siguiente: a un repartidor de bebidas se le cayeron en plena rotonda una o dos cajas de botellas de refrescos. Un amigo paró su vehículo y lo ayudó a recoger los envases que de otra forma supondrían un peligro para el resto de coches, motos, bicicletas… el repartidor, el pobre, estaba desbordado recogiendo vídrios. Yo me uní a ellos, pero una gran mayoría de los que transitaban por dicha rotonda tocaban el claxon irritados y sin pararse a pensar que ellos podrían verse en una situación de necesidad de ayuda similar. ¡Viva la solidaridad!

Esto no deja de ser una situación sin mayor importancia, pero a mi juicio refleja bien lo indiferentes que nos son los problemas de los demás. Seguro que a más de uno no le habría supuesto ningún problema ayudar a este señor.

Bueno, corramos un tupido velo. Al fin y al cabo es sólo algo anecdótico. De lo que yo querría ocuparme aquí es de problemas de mayor calado y que siguen enquistados en nuestra realidad. Sigo viendo personas dormir en los cajeros de los bancos, sigo viendo gente maltratada por las drogas, el alcohol, sigo siendo testigo de mujeres Y HOMBRES maltratados por una maldita violencia de género -que no es exclusiva de los varones ni mucho menos-…

Ya he hecho referencia en este espacio a dos de mis profesores. Uno apelaba al cambio de la realidad universal. El otro pensaba que esa se mejoraría si nos fijáramos en nuestras mezquindades habituales. Yo voto por esta aún sin perder de vista aquella.

Acerca del Autor

José Manuel Lasanta Besada
José Manuel Lasanta Besada

Comentarios

  1. Por Marta

    Responder

  2. Responder

  3. Por Marta

    Responder

    • José Manuel Lasanta Besada Por José Manuel Lasanta Besada

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.