PUEBLOS EN EL CORAZÓN

Cuando hablo de pueblos en el corazón hablo de todo el mundo mundial. Creo que era mi madre, o era yo, no sé, quien decía cuando yo habitaba en esa franja “horaria” que es la edad del pavo, que “todo el mundo es bueno”. Quiero ser ciudadano del mundo. Me gustaría hablar aquí de la gente en general. De los personajes que pueblan nuestros pueblos. Se llamen estos Guadalcacín, Majarromaque, Sarnago, Huérteles, Jerez de la Frontera o Manhattan.

Mi intención, al “abrir” esta nueva ventana en Clave de Sol es la de hablar con multitud de personajes, de multiples “pueblos” con el objeto de tratar de acercarme a ese maravilloso paisanaje que conforma nuestra realidad.

“Crónicas de un pueblo”. De esta serie siempre recordaré, hasta que el Alzheimer derribe mis más sólidos muros, su sintonía y un episodio en el que un protagonista decía a su joven amada que si algún día muriese “en la cuerda floja” se rascase su nariz. Ella se la rascó, y con su nariz, toda mi inocencia, mi candidez, mi instalación en el lado confortable de la vida… se derrumbaron para siempre.

 

Ahora solo prentendo acercar personajes a mi retina, a mi forma de mirar. Parto de la ingenua idea de que todos llevamos dentro multitud de historias que son dignas de ser escuchadas, oídas con atención, compartidas…

Efectivamente: “Todo el mundo es bueno”. A partir de ahora, espero presentaros buena gente en esta nueva sección. Analizada, diseccionada…

Acerca del Autor

José Manuel Lasanta Besada
José Manuel Lasanta Besada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.