PALABRAS DEVASTADAS

QuijoteLa tinta y el papel han sido destruidas. No ha sido como en Sarajevo, pero para mí ha sido una grán pérdida. Una buena parte de mi biblioteca ha sido devastada por termitas. Libros que adquirí durante mis estudios, otros por puro placer, regalados… han sido pasto de unos bichitos blancos que reptando entre verbos, sustantivos, pronombres, adverbios, frases ordinarias, subordinadas, condicionales e incondicionales, han acabado con un trocito de mí. Pero bueno, no ha sido nada que no se pueda recuperar. Son eso sí, trocitos de mi vida. El caso es que aunque me duele un poco, no puedo reprochar nada a estos xilófagos. Quizás sí a mí mismo, por haber abandonado a mis libros a la oscuridad de un trastero, y haberlos constreñido entre cajas de cartón. Quizá me lo haya merecido. El caso es que salvaré los que pueda, aprenderé la lección que quijotes, mosqueteros, principitos, detectives, espías, economistas, linguistas, etc me han dado, y volveré a reconstruir en la medida de lo posible lo que la falta de espacio y mi descuido han provocado. R.I.P.

Etiquetas:

Acerca del Autor

José Manuel Lasanta Besada
José Manuel Lasanta Besada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *