METROLINERAS

No deja de ser curioso. Frenar y recargar la energía. Es lo que permite la energía cinética. Gracias a ella en Madrid se ha instalado la primera metrolinera -para la recarga de coches eléctricos-, en concreto en las cercanías de la estación de Sainz de Baranda.

Este proyecto piloto de I D, denominado ‘Train2Car’, permite la carga de un vehículo eléctrico con la energía procedente del frenado de los trenes que circulan por la red suburbana y ha sido desarrollado por Metro de Madrid en consorcio con ICAI, SICA y CIEMAT.

La instalación permite la recarga de las baterías de un automóvil con corriente continua en unos veinte minutos, desde unos acumuladores que almacenan la energía procedente del freno regenerativo. Si las pruebas son satisfactorias, Metro de Madrid instalará metrolineras en otros puntos de su red.

Mediante la consecución de este proyecto se pretende desarrollar un innovador sistema de gestión inteligente de la red continua de los trenes y de los sistemas y dispositivos asociados de Metro de Madrid (subestaciones de tracción, acumuladores fijos, posibles inversores), introduciendo en la red puntos de alimentación a coches eléctricos, de manera que se maximice el aprovechamiento de la energía regenerada por los trenes en los frenados y la eficiencia global del sistema.

Los objetivos del proyecto Train2Car son:

  • Desarrollar modelos y simuladores parametrizables que permitan analizar el sistema en su conjunto (tanto de la red eléctrica como del tráfico), e investigar las estrategias de control de energía regenerada para optimizar su uso. Los modelos y simuladores deben considerar las características de la red de tracción, el funcionamiento y los rendimientos de los distintos dispositivos (acumuladores, elementos de transformación de tensión, etc.), las características de tracción y freno de los trenes y sus sistemas auxiliares, escenarios de tráfico (horas punta y valle), y requisitos de carga de los coches eléctricos (parque de coches, puntos de conexión, ciclos de carga, potencia, modelo de negocio, etc.).
  • Simular y diseñar un sistema de control de energía regenerada que implemente las estrategias de gestión inteligente de la red, y que permita alimentar el parque de coches eléctricos para cada escenario de operación. Este diseño incluye la selección y el dimensionamiento de los distintos dispositivos que lo forman (acumuladores, transformadores de tensión, etc.), sus conexiones y el diseño del controlador de energía que debe gestionar, en última instancia, los flujos de energía entre catenaria y los coches.
  • Desarrollar un prototipo del sistema de gestión inteligente de energía en Metro de Madrid que permita ensayar y validar las estrategias desarrolladas.

A partir de esta puesta en marcha se seguirá trabajando en el proyecto y en posibles mejoras para en un futuro poder extenderlo a otros puntos de la red de Metro.

En Madrid existe ahora un parque de 622 vehículos eléctricos de 0 emisiones. Según detalla el suburbano, la evolución de ventas de vehículos eléctricos de leasing en Madrid “arroja una idea de la evolución del mercado, que crece de manera significativa”. Así, en 2012 el número de vehículos creció un 21 por ciento y en 2013 un 12,5 por ciento.

Aparte, el Ejecutivo regional recalca como otra medida en favor del medio ambiente el Plan Azul para fomentar la movilidad eléctrica y menos contaminante. Esta “apuesta” por el vehículo eléctrico forma parte de la Estrategia de Calidad del Aire y Cambio Climático 2013-2020 (Plan Azul ), diseñado por el Ejecutivo para reducir las emisiones contaminantes y los gases de efecto invernadero de la región. En concreto el Plan Azul recoge 18 medidas concretas referidas al sector transporte, y siete de ellas están vinculadas a la promoción de tecnología y combustibles menos contaminantes, incluido el vehículo eléctrico.

Así, en el seno de este Plan Azul , la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio habilitará una nueva línea de ayudas para que se dote de la instalación de, al menos, un punto de recarga para vehículo eléctrico en los municipios de la región con más de 20.000 habitantes.

Dentro de la apuesta clara por los vehículos eléctricos o menos contaminantes, está previsto también reservar plazas especiales para este tipo de coches en los aparcamientos disuasorios de la corona metropolitana, aeropuerto y estaciones de tren, Metro y Cercanías. Y se sustituirán los vehículos pertenecientes a flotas públicas por modelos que utilicen combustibles o tecnologías menos contaminantes, incluida la flota de autobuses interurbanos, que en el año 2020 tendrá al menos el 25 por ciento de sus vehículos eficientes.

Acerca del Autor

Otras fuentes

Deja un comentario