LOS NAVAZOS

Cual manípulo de una legión romana, unos 120 vecinos de Guadalcacín -los que caben en dos autobuses- se dan cita en el pueblo para acometer la senda que va desde Villaluenga del Rosario hasta Benaocaz, en plena Sierra de Grazalema. Es el conocido como paraje de los Navazos. Los navazos son llanos que aparecen entre las laderas de las montañas calcareas que los encajonan.La jornada comienza con una fuerte subida y más tarde pasa a ser una auténtica rompepiernas ya que a esas subidas se suceden bajadas duras. La mañana se presenta con un viento un tanto frío aunque después se suaviza. En el cielo es constante la presencia de buitres leonados. Cada cierto tiempo, paramos no sólo para avituallarnos y descansar, la contemplación tranquila del paisaje es una gratísima recompensa al esfuerzo.

IMG_0145IMG_0099IMG_0141

Llegamos al punto de máximo ascenso para la mayoría. Los más fuertes aún tienen energía para una última subida. En cualquier caso, para los que estamos más cansados o en peor forma física, la vista es impresionante. De no ser por una cierta bruma en el horizonte, se podría percibir con claridad la curvatura de éste.

Comienza la bajada. Hoy la suerte no nos ha sonreído. Una amiga se ha lesionado y ha tenido que bajar con gran dolor en una pierna. No obstante, ha demostrado tener gran coraje y ha conseguido lo que parecía imposible, llegar al autobús. Al final una tendinitis que el reposo podrá remediar.

IMG_0219Los autobuses nos aguardan. Vuelta a casa. La jornada ha sido dura pero ha merecido la pena.

Acerca del Autor

José Manuel Lasanta Besada
José Manuel Lasanta Besada

Deja un comentario