LO VOY A INTENTAR

Lo voy a intentar, a pesar de todo. Voy a tratar de ser positivo.

Hoy las Parcas -diosas del destino- han cortado hilos más o menos cerca de mí. ¿Qué más da? Lo hacen a todas horas en todo el planeta. No puedo evitar, ni quiero, sentir empatía por aquellos que se que quedan. Es duro. Aunque a veces liberador. Recuerdo que mi madre decía que esto estaba muy mal hecho. Que ¿a qué venía hacernos sufrir de esta manera aquí abajo para un buen día -o malo- decirnos: “hala, hasta aquí te he machacado suficientemente”.

Había bruma en la noche. Olor a leña.

Hoy he visto gestos hipócritas -aunque todos los días los veo-, he visto barcos a la deriva entre los cuales puede que se encontrase el mío mismo.

Me quedo con la inocencia de los pequeños, el olor a leña, la bruma en la noche y la voz de Cecilia Bartoli cantando “Lascia la espina cogli la rosa”. Hoy estos son mis faros. Ellos me hacen seguir remando en la oscuridad, en el frío de la madrugada que se anuncia en la ventana.

Amanecerá. Si no para mí, para muchos otros. Y como suelo decir, el mundo seguirá girando -de momento, para bien o para mal, o quizás indiferente-. En las pantallas de televisón, en la radio, en la prensa, internet, las barras de los bares la gente seguirá acojonada porque ganen las elecciones tales o cuales, asqueados de un mundo corrupto del que casi todos -no lo olvidemos- formamos parte.

Sé que es una locura, pero el mar me llama. Está ahí, a pocos kilómetros. No sé… Quizá la noche no acabe en la Bartoli, sino que comience en el rumor del mar.

Noche de bruma en el mar

Mañana, al amanecer, en las barras de los bares seguiremos “rezando” para que no ganen tales o cuales y SOBRE TODO, para que nuestros magnos equipos sigan ganando a la dichosa pelotita.

Definitivamente, come along with me Cecilia. Y tú Bruma.

Etiquetas:,

Acerca del Autor

José Manuel Lasanta Besada
José Manuel Lasanta Besada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *