LAS DE GOLDBERG SE QUEDAN EN PAÑALES (I)

VARIACIONES SOBRE UN MISMO TEMA: IL CINEMA

Bach-goldberg-var13

No se alarmen, amigos míos, no hay de qué preocuparse. Esto no es más que un simulacro, es irreal. Se encuentran dentro de mi cabeza entre ideas, masa encefálica, alguna que otra neurona y mucho mucho caos. Lo que iba a ser un artículo más se ha ido convirtiendo en un batiburrillo de reflexiones, quejas, dudas y gozosas afirmaciones en torno al séptimo arte, el cual para mí aúna a las seis artes anteriores de manera precisa, hermosa, poética y equilibrada, siempre y cuando se sepa lo que se hace uno, claro. Lo de utilizar los tempos musicales no deja de ser un vehículo para reinventar nuevas formas de expresión y una excusa para acordarme de una amiga inteligente, culta, conversadora, cercana y muy querida a la que le encanta la música clásica. Los homenajes hay que hacerlos en vida. Así, a pelo. Va por ti, L.

1.Largo: tempo más lento de la música clásica. Lo primero es lo primero, y he de recordar con cariño a un cine que hace menos de un mes ha desaparecido. Las multisalas de Carrefour Sur aka Continente han dejado de emitir, y cual Hal-9000 ha ido agonizando en los últimos años. Entre todos la mataron y ella sola se murió. Recortes de personal, deterioro de las salas, apertura de otras grandes superficies con espacios más modernos (con la consiguiente pérdida de espectadores) y la puntilla, la obligatoriedad de digitalizar los sistemas de proyección debido a la muerte del celuloide como soporte, han provocado este cataclismo. Como si me hubiesen amputado el brazo izquierdo. Primero la sala Compañía y ahora esto. Me siento como los galos de Uderzo y Goscinny luchando contra el imperio romano en su pequeño reducto, solo que en mi caso resulta mental y físico a la vez. Va a ser una larga travesía por el desierto. Esto enlaza con el siguiente bloque.

2.Adagio: es un tempo lento mas tiene una cadencia suave y reconocible, como les ocurre a los famosos de Barber o Albinoni. El estilo de filmes que me gustan, me entretienen y me enriquecen se está desmoronando a mi alrededor como un castillo de naipes. El interesante cine en castellano a este y al otro lado del Atlántico que llegue por estos lares lo disfrutaré a cuentagotas. Ahora sólo puedo recurrir a las cinematecas de El Puerto de Santa María (en invierno en Bahía Mar y en verano en los colegios de San Luis y San Agustín), además de potenciar lo que en un artículo anterior esbozaba, visitar mayor cantidad de festivales. Sé que eso no me va a llegar a colmar todo lo que me gustaría, pero es lo que hay. Reinventarse a cada paso, siempre hacia adelante como los tiburones.

3.Moderato: tempo de movimiento a velocidad, como dice su nombre, moderado. Como moderadas deben ser mis expectativas (me parece que el síndrome de Mayra Gómez Kempy tantos visionados del Un, dos, tres en los 80 revolotean por mi subconsciente) respecto a un taller de crítica cinematográfica que quiero realizar a partir de mediados de noviembre. Es en Sevilla y se puede elegir tanto la forma asistencial como la on-line. Por motivos obvios escogería la segunda opción. Veo que es una buena oportunidad para mejorar y completar mi manera de desarrollar la escritura relacionada con el cine. Aparte puede suponer un trampolín hacia el infinito y más allá; hablando en plata, abrir el abanico de posibilidades a otras publicaciones a las que pueda asirme  por mi mayor o menor destreza en esto en que estamos embarcados. Aprender cada día y no perder la ilusión por escribir. Vocación que he descubierto tardíamente, aunque he de decir que mi imaginación, mi mayor experiencia y mis muchos años volcando sensaciones y sentimientos en los diarios personales han ayudado un poco. El único miedo, por lo menos un resquemorcillo, es que me haga perder frescura y parte de la naturalidad con la que escribo. El tiempo lo dirá.

4.Andante(con moto): se trata de un tempo musical entre lento y rápido. Digamos que es algo intermedio. Significa caminando y eso es lo que estoy haciendo respecto a los cinefórums. Voy, utilizando otro término musical, in crescendo. Empecé hace unos años con los amigos disfrutando de tranquilas reuniones cada mes/mes y medio en las que vemos una película elegida por turnos y charlamos un poquitín sobre ella. Sigo compartiendo ese placer. Entre medias hubo algunos intentos turbios y desapacibles en universidades y bares que no tuvieron buen fin, pero de todo se aprende. Desde hace un par de años estoy organizando cinefórums dentro de una asociación cultural de Guadalcacín, llamada ÁGORA. Total libertad y un par de escalones más de responsabilidad que sin embargo no me han pesado en absoluto; al revés, me he encontrado súper a gusto entre l@s compañer@s y muy relajado; supongo que cuando algo te apasiona tanto, sacando recursos de los pocos o muchos conocimientos que tienes y superando la timidez que te persigue desde que naces, eres capaz de todo. Ahora me ha propuesto mi amiga Ana que organice algún que otro encuentro cinematográfico en la asociación montañera a la que pertenece. Yo encantado, pero sé que voy algo rápido. Espero no tener ese miedo escénico al que se refería Jorge Valdano cuando hablaba de los contrarios que visitaban el Santiago Bernabéu por vez primera. Va creciendo la responsabilidad pero eso a mí no me pesa. Me pueden más las ganas, la ilusión de transmitir y el deseo de disfrutar de unos buenos debates posteriores. Tengo algunas ideas que hay que plasmar y concretar en alguna reunión informal en torno a una cervecita con tapa. Si tuviera posibles y más arrestos, mi sueño de siempre sería montar un pequeño cine-club-estudio, controlando todo lo que conlleva la organización de los ciclos y los debates, y llevando a gente interesante a que colaborara. El lugar ideal sería la Sala Compañía. Es bueno tener metas y sueños aunque no se cumplan. Como decimos en mi grupo anarco-senderista, el fin no es el acabar el sendero, sino el camino en sí mismo.

Continuará…

P.D. Si habéis leído esto, sois la resistencia…

 

 

Acerca del Autor

Pablo Solís del Junco
La Venganza de Alan Smithee junior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.