La playa os hará iguales

Bueno, no es exactamente así. Pero lo cierto es que algo ayuda. Allí parece que no tenemos complejos. En una playa lucimos desde cuerpo Danone hasta expectaculares palmitos Michelín. Yo soy de los Gambrinus. Cervecero total. Pero no un Gambrinus de los de ahora no, nada de personaje cada vez más cachas y atlético.

gordo en playa

Yo luzco palmito de los Gambrinus de antes. De cuando al muchacho aún no le había dado por el triathlón, el spinnig, la dieta light y el look metrosexual. Yo… luzco en la playa toda la esencia de un oso de peluche. Y punto. Antes lo llevaba peor, pero ya… ¿Qué le voy a hacer? Oso amoroso y ya está. Pero bueno, dejando aparte mi particular estilo, ¿no es verdad que en una playa se despoja uno de casi todos sus complejos y salen a relucir las morcillas en las caderas, la celulitis, los canijazos, las ya mencionadas barrigas cerveceras y las de cocidos y berzas? Una buena amiga me dijo un día “Hay que ver cómo nos degradamos Jose”. A lo que yo le contesté: “Yo también te quiero”. “Y gracias por lo que me toca”.

En definitiva, me van a perdonar ustedes la humorada, pero en tanto en cuanto se recompone el socialismo de esta España nuestra, dense ustedes un paseito por la playa -en bañador y sin camiseta eso sí- y sentirán que todos somos iguales. O peor aún, todo lo contrario. Disfruten del verano, de los cuerpos Danone –si pueden-, y perdón por la publicidad desplegada en estas líneas.

Acerca del Autor

José Manuel Lasanta Besada
José Manuel Lasanta Besada

Comentarios

  1. Por Marta

    • José Manuel Lasanta Besada Por José Manuel Lasanta Besada

Deja un comentario