LA INMORTALIDAD

“Lo que hacemos en la vida tiene su eco en la eternidad” – Máximo Décimo Meridio, Gladiator-.

Estoy de acuerdo con el hispano. Cuando exhorta a sus tropas creo que lleva razón. Creo que existe el alma. No con el sentido religioso con el que estamos acostumbrados a considerarla, pero haberla creo que hayla. Para mí, el alma está formada por ese conjunto etéreo de recuerdos, comportamientos, pensamientos, conceptos, frases,… que vamos esparciendo en vida, y que vamos legando a posteriores generaciones. De esta forma, si nuestro comportamiento durante el paso por el mundo es mezquino, vil, negativo, transmitiremos todo eso a nuestros descendientes y su mundo se verá teñido por todo ello. De la misma forma, si procuramos que nuestro paso por la vida sea positivo, solidario, sin estridencias, es muy posible que el ambiente que reine en este planeta en el futuro sea más agradable para nuestros hijos, los suyos, etc.

Es algo así como eso de que quien siembra vientos recoge tempestades. Solo que en este caso estoy pensando en las tempestades que provocamos para las generaciones venideras. No pretendo, Heová, Dios, Alá o Buda me protejan, transmitir la idea un tanto ñoña de que hay que portarse bieeeeeeeenn. Aunque en el fondo lo pienso lo confieso. Me refiero a que todo se haría más llevadero en el futuro, y nuestra impronta sería más hermosa, estética, positiva, si considerásemos que lo que vamos a estar aquí son dos días y que no hay necesidad de aguarle la fiesta a nuestros churumbeles y a los suyos y así sucesivamente. Leguémosles un mundo mejor y unos mejores recuerdos de nuestro paso por aquí. Serán doblemente felices. Tanto por lo que somos en esta vida como por lo que seremos en la eternidad.

Acerca del Autor

José Manuel Lasanta Besada
José Manuel Lasanta Besada

Deja un comentario