Jarre versus Albinoni

Puede parecer paradógico que comience esta sección con el enlace a una película bélica, cuando de lo que queremos hablar es de algo tan positivo como la música. No obstante, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid… me ha venido una vez más a la mente la película Gallipoli protagonizada por Mel Gibson entre otros y dirigida por Peter Weir. En ella se recrean la campaña del mismo nombre y la batalla de Nek  que tuvo lugar durante la I Guerra Mundial, de cuyo comienzo se cumplirán el próximo 28 de julio cien años. Coincidí allá por el 96 en Inglaterra con una pareja australiana que me comentó con gesto apesadumbrado que en su país rara era la familia que no había perdido a alguien en aquella campaña, librada desde las trincheras en tierras turcas.

GallipoliEn cualquier caso, puesto que de lo que se trata es de hablar un poco de música, cabría resaltar el frenético correr de Mel Gibson al son de los acordes de Jean Michel Jarre, concretamente de su álbum Oxigène. Gibson corre con el objetivo de restablecer la comunicación entre los mandos de los australianos. Aquí tienen el enlace a un vídeo con su música. Concretamente pueden oirla desde el minuto 9´20´´.

A pesar de dicha carrera, lo inevitable empieza a intuirse con la música del adaggio de Albinoni como fondo. Bayonetas en las que los soldados van clavando cartas de despedida, colgando alianzas, relojes, una medalla de otro de los personajes -Archie- sobre cuya imagen se dramatizará toda la tragedia de la guerra de trincheras… Todo ello irá para mí asociado siempre a la música del compositor veneciano (1671-1751).

Cierren los ojos y déjense llevar. Se cumplirán cien años dentro de poco. Ojalá nunca más se repita la historia. Les dejo con el adaggio de Tomaso Albinoni.

Acerca del Autor

José Manuel Lasanta Besada
José Manuel Lasanta Besada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.