HAY TANTO POR HACER

El camino por andar siempre puede ser intenso, aunque el horizonte no se pierda ya ante nuestra mirada. Siempre podremos avanzar, mejorar. Hasta la última mirada y respiración son un paso hacia adelante. Mientras ese último tramo de nuestro paso por este mundo no llegue, cada momento de nuestra singladura es una oportunidad para mejorar lo que nos rodea. Hay mucho por hacer. Se me ocurren tantas cosas… Un abrazo que deberíamos haber dado hace tiempo, un beso, un libro por leer o por releer, oir el viento entre unas ramas de algún árbol tantas veces ignorado por el peso de la costumbre de caminar junto a él, el rumor del mar en soledad, una mano que aferrar…

Relevo

No deberíamos dejar inacabada nuestra andadura por este mundo por más que siempre se nos escape algo. Al fin y al cabo, tarde o temprano cederemos el testigo a otros. Mientras tanto, mejoremos, avancemos, y si tenemos que retroceder hagámoslo, pero que sea para corregir errores y coger impulso.

Etiquetas:

Acerca del Autor

José Manuel Lasanta Besada
José Manuel Lasanta Besada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.