GALIO, SIGUIENDO AL SOL

Nacida el pasado mes de Abril, Galio Técnicas Energéticas es una empresa jerezana dedicada a la fabricación de seguidores solares para la energía fotovoltaica. Actualmente trabajan para Galio dieciocho personas y pronto se impartirán cursos de formación para comenzar a trabajar con un segundo turno que según las previsiones comenzaría en el mes de diciembre fecha en la que está previsto el comienzo de la construcción de la segunda planta. “Para primeros de mes de septiembre estamos pendientes de firmar un par de grandes contratos, -afirma Francisco Félix Pacheco, socio-director de Galio– lo que nos obligaría a tener ese turno de tarde, y esperamos que para el mediados de año que viene uno de noche”.

IMG_0083

El Director General de Industria, Manuel Valle Muñoz, ha prometido financiación para la construcción de la segunda planta que se llevará a cabo por módulos, el primero de cuatro conllevaría la contratación de entre ciento cincuenta y doscientos trabajadores, estando previsto que cuando se hayan terminado los cuatro módulos la empresa tenga una plantilla de unos seiscientos empleados.

El seguidor es un autómata sobre el que se colocan los paneles y realiza un seguimiento de nuestra estrella similar al de un girasol. Tiene dos movimientos, uno en función de la altura del astro, el cenital y otro el que da el recorrido este oeste, el azimutal. Galio fabrica dos tipos de seguidores.

IMG_0181Cartel Centro Prototipos

Uno de ellos, el de dos ejes, hace esos dos movimientos con lo que se consigue que el panel solar esté continuamente perpendicular a la radiación solar. Eso quiere decir que hay mayor densidad de energía sobre la superficie del panel fotovoltaico.

Ese es el que esta empresa está fabricando para la superficie de Japón afectada por el accidente nuclear de Fukushima. Estos seguidores necesitan más superficie por kilowatio, pero producen más energía. Además hay seguidores de un solo eje, que son los empleados históricamente en las marquesinas de aparcamientos. Galio ha empezado a negociar un importante contrato con Estados Unidos, concretamente con la cadena de supermercados Walmart, con 9000 grandes superficies en el mundo y 4500 en ese país. Esta cadena tiene multitud de intereses industriales, entre otros sectores en el del automóvil, con lo que las marquesinas para carga de coches eléctricos son uno de sus objetos de deseo.

Según el Sr. Pacheco “el mercado al que vamos dirigidos ha cambiado”. En un principio tenían intención de exportar a los EE.UU y mientras estaban negociando con Walmart surgió la posibilidad de trabajar en Japón debido a la paralización de su parque nuclear. Por el momento están a la espera de tener otra planta en funcionamiento. Ahora mismo la empresa está fabricando y almacenando para Japón, teniendo carga de trabajo para un año y medio.

Acerca del Autor

José Manuel Lasanta Besada
José Manuel Lasanta Besada

Deja un comentario