ESOS LOCOS BAJITOS

Nunca olvidaré el momento en que su madre me comunicó por teléfono que un pequeñín venía en camino. Es un tópico, lo sé, pero en aquel momento me sentí el más afortunado del mundo. Pasaron los meses de espera y llegó el momento. Qué hermoso fue asomarse a la cristalera de la sala de recién nacidos y que te mostrasen a aquel personajillo recién llegado a este maravilloso y a veces cruel mundo. Soy de lágrima fácil, y he de confesar que en aquel momento asomaron a mis ojos algunas. “Ya tienes aquí a tu gorrión” me dijo el abuelo. Tampoco olvidaré nunca esa frase.

La dicha fue creciendo día a día. Dicen con frecuencia que los niños no nacen con un manual de instrucciones, que deberían venir con él. No sé. Yo pienso que con los pequeños hay que tener unas ciertas dosis de sentido común y de suerte. Lo demás va viniendo poco a poco y si la base es firme, sedimentándose sin mayores problemas.

Siempre es una gratísima experiencia acercarse al colegio con ellos. Recogerlos. Comprobar cómo van trabando esos lazos de amistad cual mosqueteros. “¡Todos para uno y uno para todos!”.

Los tres mosqueteros

Sus pequeños primeros pasos… Sus primeros cuentos…. El día en que nos acercamos a la biblioteca… El primer día de cine… Comprobar su interés por todo lo que los rodea…

Cierto es que no todo es una balsa de aceite. Supongo que hay niños y niños. Pero prefiero pensar que el problema, cuando lo hay, parte de nosotros, ya que así podemos esperar que si nosotros cambiamos lo que hacemos mal ello repercutirá sobre los pequeños. Algo así como la famosa frase que decían nuestros padres de aquel arbolito que se enderezaba desde pequeñito.

Después, dicen los más experimentados, viene lo complicado. El paso necesario a la adolescencia.  Complicado según parece, pero bueno, insisto, creo que debe ser un ejercicio de manejar en la medida de lo posible el sentido común. De momento, disfrutaremos del crecimiento de esos locos bajitos como los llamó Serrat. En cuanto a la adolescencia, como dicen los amigos ingleses… “cruzaremos ese puente cuando lleguemos a él”.

Acerca del Autor

José Manuel Lasanta Besada
José Manuel Lasanta Besada

Comentarios

  1. Por Fátima

    Responder

  2. José Manuel Lasanta Besada Por José Manuel Lasanta Besada

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.