EN CUANTO A HALLOWEEN

Hay quien no es partidario de la importación de fiestas que no son propias de nuestros lares y yo me pregunto por qué no permitir que nuestros niños disfruten y se lo pasen bien con algo que al fin y al cabo no causa ningún mal, a no ser que alguna caries campe a sus anchas.

Halloween

¿A quién le hacen mal unos disfraces y unas risas? Dirán los puristas que al fin y al cabo no es más que otra forma más de colonización cultural. Puede que sí, que sea cierto, pero insisto en que si es algo que trae diversión a los pequeños no veo ningún perjuicio en ello. Al fin y al cabo, también los castellanos desde que Colón arribó a América, llevaron a dichas tierras modos de vida y costumbres que nada tenían que ver con los nativos del lugar. En definitiva, soy de los que creen que es importante conocer la cultura propia, pero que no hay porqué cerrar el territorio a vientos que soplen desde otras latitudes siempre que estos no traigan elementos nocivos.

 

Acerca del Autor

José Manuel Lasanta Besada
José Manuel Lasanta Besada

Deja un comentario