EL LIENZO EN BLANCO

Alguna vez he mencionado aquí esa sensación que me produce demasiadas veces enfrentarme a una pantalla en blanco sobre la que ir trazando con mis palabras algún pensamiento, idea, historia. Ahora voy a dar un paso más y trataré de plasmar sobre otro tipo de superficie, un lienzo, aquello que me subyugue, me atrape. En su día pinté un pequeño cuadro que hoy custodia mi hijo Héctor en el que se mostraban algunas rosas. En una de ellas quise representar a mi madre. Bueno, fue solo un pequeño intento. Del resultado no estoy del todo instisfecho. Ahora tengo en mente la mar. Es una mar furiosa, tempestuosa, que azota inmisericorde un faro ajeno en cierto modo a ella. La mar como símbolo de lo cambiante, lo que nos atrae y amenaza al mismo tiempo. Una invitación y una advertencia. El faro. El punto de referencia. La fiabilidad. El norte que guía los trazos sobre la superficie blanca de la espuma del lienzo.

Faro

Acerca del Autor

José Manuel Lasanta Besada
José Manuel Lasanta Besada

Deja un comentario