EL IMPERIO DEL SOL AL SERVICIO DE PISCIFACTORÍAS

El mismo sol y paisaje que inspiraron a Steven Spielberg hace ya cerca de treinta años para ubicar su “El imperio del sol” -Trebujena- servirán a la empresa jerezana Galio Técnicas Energéticas para acometer su primer proyecto sobre el terreno. Esta empresa acaba de firmar un contrato con Piscícola de Trebujena para la instalación de sus novedosos seguidores solares con el fin de producir energía para el bombeo de agua del Guadalquivir y su envío a balsas donde se mantiene a los alevines mientras van creciendo.

009

Para bombear ese agua -debido a que a esas zonas no llega la red eléctrica- era necesario el uso de grupos electrógenos, con diésel lo que conlleva tres perjuicios, a saber: compra de los grupos, consumo del propio diésel emitiendo una gran cantidad de carbono a la atmósfera y tercero que el kilowatio hora generado sale muy caro, normalmente a unos 30 céntimos sin contar el coste de amortización del generador. Eso hace que los costes de producción de la lubina en este caso, suban demasiado. Piscícola de Trebujena ha apostado por un proyecto de 250 kilowatios fotovoltáicos para sustitutir parte de esos grupos electrógenos.

Galio trabajando

Tras un concurso al que se presentaron cinco propuestas, Galio Técnicas Energéticas obtuvo el contrato. Las otras cuatro ofertas fueron de instalaciones fotovoltáicas fijas, que hasta ahora como comenta Francisco Pacheco Director Gerente de la empresa jerezana era la más barata que había. “Nosotros -manifiesta el señor Pachecho- hemos ofertado una instalación fotovoltáica con seguimiento. Nuestos seguidores permiten producir un 25 por ciento más de energía que la otra instalación”. Se podría presumir que sería la más cara y sin embargo ha sido un doce por ciento más barata que la más barata de las restantes, un veinticinco por ciento más económica que la media de las otras cuatro.

El seguidor a instalar es el llamado E1, de eje inclinado que esta empresa fabrica para suelo y para cubierta, siendo el presupuesto del proyecto de 560.000 Euros. Se espera que esta intalación esté en funcionamiento el 30 de abril.

Otro añadido del proyecto de Galio es que con la energía excedente se generará oxígeno, necesario para una mayor calidad de las aguas, con lo cual, tras la amortización a la piscifactoría le saldrá gratuito. Galio Técnicas Energéticas tiene un sistema de almacenamiento basado en la ruptura de la molécula de agua -hidrólisis- en oxígeno e hidrógeno. Esta piscifactoría no necesitará el hidrógeno, pero sí el oxígeno, que se generará gracias al proceso de adsorción del nitrógeno de un mineral -la zeolita-.

zeolita

Al pasar a la zeolita una corriente de aire, el 79% absorbe el nitrógeno pero no fija el oxígeno, que se libera y puede ser  inyectado directamente en las piscinas para oxigenarlas lo que trasmite más calidad a las lubinas, o bien comprimido y almacenado en un tanque para su posterior uso.

Piscícola de Trebujena no sólo ahorrará en consumo de diésel, sino que evitará el gasto de unos cien mil euros al año en oxígeno, siendo la vida prevista para una instalación fotovoltáica de este tipo de unos cuarenta años.

Acerca del Autor

José Manuel Lasanta Besada
José Manuel Lasanta Besada

Deja un comentario