¿COCHE ESCOBA? ¿PARA QUÉ?

 Ya no tenemos excusas. Ya no sirve eso de decir que estamos más quemados que la pipa de un indio y cosas por el estilo. El que no se anime a montar en bici es porque no quiere. ¿Se imaginan ustedes el lujo de pedalear hasta que nos apetezca y poner la directa con un motor eléctrico cuando el cuerpo o las piernas digan hasta aquí hemos llegado? Dicen quienes las han probado, que al recurrir al motor eléctrico, la sensación al montar en ellas es la de ir siempre en llano. Pero si lo que usted quiere es machacarse las piernas, nadie le obliga a recurrir al motor. Símplemente es bueno saber que podemos hacerlo como un último recurso. Las hay para todas las ocasiones, montaña, urbanas,… Existen además algunas que superan los 40 Km./h.

Ya se las puede ver en competiciones, siendo el periodista Gaspar Díez, quien desde el 6 de abril de 2014 ostenta el honor de ser el primer ganador de una prueba de bicicletas eléctricas en nuestro país. La siguiente cita, tanto para este tipo de bicis como para las máquinas tradicionales, será el 18 de mayo en San Sebastián de los Reyes, donde espera a los deportistas la “Ruta de Viñuelas”, que surcará el entorno de la Dehesa Boyal y el Soto de Viñuelas.

Flyer Elektrovelo

Alguien que ya ha montado en ellas dice que “como vehículo están muy bien, aunque son un poco pesadas. La sensación es como si siempre fueras en llano, porque el motor te asiste cuando lo necesitas. Esto quiere decir que haces algo de ejercicio pero no creo que se le pueda llamar deporte”.

Una ventaja añadida en ciudad, cuando se circula entre el tráfico es que pueden alcanzar una velocidad aceptable cuando se sale de un semáforo o stop, adaptándose más rápidamente al flujo de vehículos.

Las bicicletas eléctricas incorporan un Sistema de Pedaleo Asistido (también denominado P.A.S. o Pedelec). Este sistema incorpora un sensor que detecta la velocidad del pedaleo o la fuerza transmitida a los pedales. Al presionar el pedal o al dar vueltas el plato, un controlador electrónico registra esta señal del sensor y proporciona la energía al motor para que éste asista al avance de la bicicleta a una velocidad y fuerza calculadas. Cuando se deja de pedalear o se acciona el freno, el motor deja de funcionar.

Aunque la velocidad del motor esté limitada a 25 Kms/h, es fácil alcanzar velocidades superiores con un pequeño esfuerzo de pedal.

Algunos fabricantes permiten la instalación de un acelerador en sus bicicletas eléctricas. En estos casos, el motor se activa mediante un acelerador o un gatillo montado en el manillar.

Además,  siempre se tiene la opción de desconectar el sistema eléctrico y pedalear normalmente. Por otro lado, la batería puede desmontarse con facilidad, ahorrando peso.

Nos cuentan que hay una isla muy hermosa “(aunque demasiado superpoblada)” en Italia, Proccida, donde se rodó el Cartero (y Pablo Neruda) donde mucha gente va en bici eléctrica, casi compite como vehículo con el motorino y es mucho más económica y ecológica.

Aquí les dejo unos links por si quieren más información. ¡A pedalear! Que ya no necesitamos un coche escoba…

Biciclick: http://www.biciclick.es/
Biobike: http://biobike.es/tienda/

Acerca del Autor

José Manuel Lasanta Besada
José Manuel Lasanta Besada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.