HA LLEGADO UNA ESPECIE DE CATACLISMO

Con el cambio de domicilio ha llegado una especie de cataclismo a mi biblioteca. Una biblioteca que ya estaba suficientemente desordenada en mi residencia anterior. Los volúmenes que antes al menos se atrincheraban en las estanterías de mi guarida reptan ahora por los suelos y trepan unos encima de otros pugnando por ser abiertos, ojeados y los más intrépidos, por ser redescubiertos y releídos o leídos por vez primera.

Así, libros de Historia rezuman el sudor de Alejandro Magno y ven cómo César cruza el Rubicón, mientras Dolores Haze los observa provocadora desde una tumbona. Una Lolita que tiene en su regazo un libro de Marshall McLuhan que habrá tomado prestado de esta caótica biblioteca y que yo aún no me he decidido a leer. El Fausto de Goethe cabalga sobre la portada de Los tres mosqueteros, quienes a su vez se apoyan en una biografía de Steve Jobs.

Biblioteca caótica

¡¿Qué decir de aquellos libros que iban siendo carne de cañón en el aparato digestivo de las termitas?! Pobres. Rescaté bastantes.

Supongo que esto no es más que el resultado de mi falta de organización y también de un contínuo errar de un lugar para otro. Llegará, no obstante, el día en que en este espacio destinado a albergar tantas historias tan diversas, todo se sedimente y cada pieza encaje en su lugar.

Etiquetas:,

Acerca del Autor

José Manuel Lasanta Besada
José Manuel Lasanta Besada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *