CAPTURANDO EL VIENTO

El iSpin es un elemento que incorporado a los aerogeneradores ha llegado a incrementar  un 7,7% la energía producida en un parque eólico alemán.
La compañía suizo–danesa ROMO Wind, ha instalado su anemómetro giratorio iSpin en 19 aerogeneradores del parque eólico de Sustrum/Renkenberge, en Alemania,  rectificando las desorientaciones de las máquinas, que iban de los 11,8 a los 21,7 grados.

Con este componente, se mejora la captación del viento en el parque eólico ya que se monitorizan constantemente los datos de esta fuente de energía.

En la primavera de 2013 el operador del parque, BVT Windpark Sustrum/Renkenberge, tenía instalado a modo de prueba el iSpin en el spinner de tres aerogeneradores (el spinner es la cubierta frontal del buje del rotor). Las mediciones mostraban una desorientación de entre 9,3 y 12,5 grados. Después de corregirla la producción de esos tres “aeros” se incrementó una media del 3,7%. El iSpin se instaló entonces en las 16 máquinas restantes del parque.

iSpin

Cuando se efectuaron las mediciones de todo el parque, entre el otoño de 2014 y el verano de 2015, ROMO Wind también encontró desorientaciones significativas de entre 11,8 y 21,7 grados. El resultado después de rectificar la orientación fue un incremento de la producción del 7,7%.

“En conjunto, las medidas tomadas con el iSpin nos han proporcionado unos ingresos anuales adicionales de 275.000 euros, con las 19 turbinas produciendo un promedio de 182.500 kilovatios hora al año”, afirma Claus-Eric Gärtner, director general de BVT Windpark Sustrum/Renkenberge.

El iSpin de ROMO Wind utiliza tecnología ultrasónica probada para medir el viento justamente donde primero golpea el aerogenerador: en la cubierta del buje del rotor. De esta manera, los operadores de los parques recogen información precisa de las condiciones de viento. Lo que les permite comprobar si sus turbinas están alineadas para rendir lo más posible. Al mismo tiempo, los datos permiten optimizar la gestión del parque eólicos y la reducción de cargas, lo que prolonga la vida de los aerogeneradores.

Hasta ahora, la dirección y velocidad del viento se han medido generalmente detrás del rotor, en la góndola de la turbina. Con la desventaja de que las turbulencias creadas por el rotor pueden dar lugar a imprecisiones.

Acerca del Autor

Otras fuentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.