Author Archive

MELODÍAS DE ARENA Y SAL

CUENTO DE VEROÑO  Era una tarde de domingo de un verano recién nacido. Me hallaba en una calita de esta provincia que me vio nacer y no podía encontrarme más relajado. Toallas, sombrillas y bañadores llamativos  daban color y alegría a mis sentidos, ya de por sí agradecidos por el contraste de

¡UN RAYO DE SOL, OH, OH, OH!

¡ME PIDO UN MOJITO FRESQUITO! El verano hace poco más de un mes que comenzó y ahora voy yo y acabo el curso articulista. Mientras unos van, otros vienen. No es más que una minireflexión. Soy Pablo y estoy hecho un verdadero lío. Tengo una tremebunda y cruenta lucha interior. Una parte

UN STATE ITALIANO

LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE ELIO Hace exactamente treinta y cinco años, en el verano de 1983, iba yo en pantalones cortos, jugaba al fútbol, hacía el cafre con los amigos y me bañaba ora en la playa, ora en la piscina. Tenía apenas diez añitos y estaba de vacaciones. Era un año

EN LA CORTE DE LA HERMOSA UTOPÍA

O COMO UN LUGAR INTERIOR SE EXTERIORIZA Federico, ¡cómo me recordaste al rey Arturo cuando te pusiste a otear el paisaje cual si fuera tu Camelot particular! Sólo por ese plano merecería la pena contemplarte, ché… Dejaste imborrable impronta en este pequeño ser, el abajo firmante. Cuando uno empieza así un tributo

NI EN MIS MEJORES SUEÑOS

TERCERA CARTA ABIERTA A LA MUJER DE MI VIDA Querida Nuria, Esta carta de felicitación por tu cumple no llega con tres heridas, como decía el poema de Miguel Hernández, sino con dos días de retraso. Como llega todo a mi vida, con retraso. Tengo claro espíritu de liebre silvestre pero reconozco

LO ESENCIAL ES INVISIBLE A LOS OJOS

DOS HERIDAS Y UN AMOR La tarde agonizaba y las primeras luces de las farolas comenzaron a reflejarse en el cristal del salón. El reloj de Ikea marcaba las siete y trece minutos y el escritor estaba sentado, meditabundo, en el sofá azul ante el papel en blanco. No se le ocurría

EL LOBO ES UN HOMBRE PARA EL LOBO

NUESTRO LAURENCE OLIVIER Fiel desde el principio. Pedro y el lobo, de Serguéi Prokófiev. El lobo estepario, de Hermann Hesse. Un hombre lobo americano en Londres, de John Landis. Lobo hombre en París, de La Unión. La loba capitolina en escultura. Muchas obras de todo tipo de artes están relacionadas con el mamífero carnívoro por el que tanto

BETTE DAVIS’ EYES (Y III)

Y SON DE CARNE Y SUEÑOS La verdad es que no tenía muchas ganas de continuar con mi gymkana femenina particular, pero uno es un caballero cuando tiene cita con una dama (bueno, yo con siete), y tuve que hacer de tripas corazón. Valiente hipócrita soy, caray. Volví a casa, me pegué

BETTE DAVIS’ EYES (II)

HABITAN NUESTRO INCONSCIENTE COLECTIVO Detestaba que me dejaran, no estaba acostumbrado y me jodía. Pero luego pensé que no era para tanto, que me quedaban por delante cuatro magníficas mujeres en lo que restaba de día, por las cuales merecía la pena vivir y sobrevivir. De nuevo en mi Buick Skylark del

BETTE DAVIS’ EYES (I)

LAS SIETE MARAVILLAS DEL MUNDO ANTIGUO SIGUEN VIVAS Si alguna lo llega a saber me arranca la piel a tiras, me dije frente al espejo. Un tigre hambriento sería menos peligroso y sus uñas no desgarrarían tanto como las de una mujer engañada y burlada por amor. Recuerdo, en mi época de