AL DAKAR CON LAS PILAS PUESTAS

El coche eléctrico ha llegado ya al banco de pruebas más exigente que pudiéramos imaginar. Hace unos días se ha presentado el Acciona 100% EcoPowered , un vehículo que sale a competir en el rally más duro, el Dakar sin consumir un gota de combustible fósil. El Acciona 100% EcoPowered cuenta con un ligero motor eléctrico síncrono (80 kilogramos de peso) de alta eficiencia que ofrece una energía equivalenta a 300 CV (220 Kw).

Un coche de I+D+i que, según Pío Cabanillas, -director general de imagen corporativa y marketing global de Acciona- ha costado “menos de un millón de euros”, aunque su valor real sea mayor y muy difícil de calcular. “Lo hemos construido con nuestra gente. El diseño estratégico lo hemos hecho en nuestras instalaciones de Pamplona. Allí se estudió si el vehículo iba a ser parte eléctrico y parte de hidrógeno: hace año y medio no creíamos que fuera posible inventarnos unas baterías de un tamaño suficiente, pero finalmente lo logramos y descartamos el hidrógeno. Y en Barcelona se ha diseñado el chasis y se ha montado el vehículo”. Lo externo, explica Cabanillas, son algunas piezas, desde el motor eléctrico hasta los palieres, las ruedas… y la ayuda de una compañía argentina experta en mecánica de coches del Dakar.

acciona_Cuerpo

Las baterías serán cuatro packs de Ion de Litio extraíbles que deberían durar unos 300 kilómetros a una velocidad máxima de 150 km/h. Es por ello que mientras los coches repostan combustible, el Acciona 100% EcoPowered tendrá que hacer lo propio con las baterías.

Al volante de este proyecto se situará todo un especialista en grandes retos como lo es Albert Bosch y que estará acompañado por Agustín Payá. Tras 9 participaciones en el Dakar, Bosch había decidido no volver a hacerlo en un vehículo propulsado por combustible fósil por lo que el proyecto de Acciona le viene ni que pintado. Por delante, 9.000 kilómetros de duro esfuerzo para comprobar si hoy por hoy, la electricidad puede llegar en convertirse en una alternativa para la competición. La Fórmula E ya ha sentado las primeras bases con sus dos primeros E-Prix. Siguiente parada, el rally-raid más duro del planeta. Asiduo al Dakar, ha completado la prueba en moto (51º en 1999) y en coche (29º en 2001). Desde su primera participación, este aventurero inagotable – ha escalado las Siete Cumbres y ha atravesado Antártica a pie y en solitario durante 67 días – regresa ahora con un proyecto muy ambicioso desde el punto de vista tecnológico. El piloto catalán partirá de Buenos Aires con un buggy 100% eléctrico: “Me une al Dakar una larga historia y deseo demostrar que el deporte del motor no es incompatible con la responsabilidad ecológica”. Para llevar a buen puerto su proyecto, el Team Acciona 100% Eco-Powered ha preparado un vehículo con baterías que ofrecen una autonomía de unos 250 a 300 kilómetros. Para apoyar esta iniciativa, se ha introducido cierta flexibilidad en el reglamento del Dakar, en la categoría “energía ecológica”. Al igual que las motos tiene la posibilidad de repostar, se ofrecerá a Albert Bosch lugares precisos (CP, salidas de la especial, etc.) en los que podrá contar con la asistencia de sus mecánicos, que solo podrán intervenir para el cambio de las baterías. A Bosch le acompaña como copiloto Agustín Paya, el ingeniero que ha diseñado el prototipo y, sobre todo, tres veces campeón europeo de las Electric Racing Series. Todo está a punto.

Acerca del Autor

Otras fuentes

Deja un comentario