EL LOBO ES UN HOMBRE PARA EL LOBO

NUESTRO LAURENCE OLIVIER Fiel desde el principio. Pedro y el lobo, de Serguéi Prokófiev. El lobo estepario, de Hermann Hesse. Un hombre lobo americano en Londres, de John Landis. Lobo hombre en París, de La Unión. La loba capitolina en escultura. Muchas obras de todo tipo de artes están relacionadas con el mamífero carnívoro por el que tanto

BETTE DAVIS’ EYES (Y III)

Y SON DE CARNE Y SUEÑOS La verdad es que no tenía muchas ganas de continuar con mi gymkana femenina particular, pero uno es un caballero cuando tiene cita con una dama (bueno, yo con siete), y tuve que hacer de tripas corazón. Valiente hipócrita soy, caray. Volví a casa, me pegué

BETTE DAVIS’ EYES (II)

HABITAN NUESTRO INCONSCIENTE COLECTIVO Detestaba que me dejaran, no estaba acostumbrado y me jodía. Pero luego pensé que no era para tanto, que me quedaban por delante cuatro magníficas mujeres en lo que restaba de día, por las cuales merecía la pena vivir y sobrevivir. De nuevo en mi Buick Skylark del

BETTE DAVIS’ EYES (I)

LAS SIETE MARAVILLAS DEL MUNDO ANTIGUO SIGUEN VIVAS Si alguna lo llega a saber me arranca la piel a tiras, me dije frente al espejo. Un tigre hambriento sería menos peligroso y sus uñas no desgarrarían tanto como las de una mujer engañada y burlada por amor. Recuerdo, en mi época de

SEÑORA AZUL Y GORRO ROJO

VIAJE AL FONDO DEL MAR Cuando en 1974 Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán lanzaron su álbum Señora azul, yo tenía apenas dos añitos, y ellos nunca pudieron imaginar que cuarenta y tres después su homónima canción fuera a ser utilizada para algo tan extraño, tan en las Antípodas. Las mismas Antípodas que

¿Y TÚ, POR QUÉ NO ESTÁS LLORANDO?

POCO RUIDO Y MUCHAS NUECES Exterior noche. Niños jugando. De repente, fuegos artificiales les hacen parar. Una niña con rizos mira absorta el cielo. Todos lo hacen. Un niño se acerca a ella y le pregunta: ¿y tú, por qué no estás llorando? Hace sólo unos días ha finalizado el verano. Ahora estamos

EL TEOREMA DE NERUDA

  No es mi intención dejar en esta pantalla una explicación de mi decisión. ¿A quién habría de ofrecerla? ¿Ante quién habría de justificarme o lo que es más importante, a quién tendría que pedir disculpas por esta abrupta manera de despedirme? Solo escribo estas líneas a modo de ablución. Como acto

LAS ZAPATILLAS DE BALLET

Érase una vez una hermosa niña venida de allende los mares. Era risueña, sonriente, buena amiga. Érase una vez una buena niña. Como cualquier otra, en definitiva. Créanme, no estoy para cuentecitos ñoños con moralejas. En realidad no sirvo para contar cuentos para pequeños. Prefiero que lo hagan quienes saben hacerlo. Ya

EL AUTOR COGE VACAS

MUUUÚ! No me he convertido en rumiante ni hago de toro de Guisando en el próximo carnaval. Lo que voy a convertirme es a partir de hoy en un obrero de la palabra en período de asueto, como corresponde a estas fechas. Necesito desconectar en esto de la escritura un par de meses, para

PUEBLOS EN EL CORAZÓN

Cuando hablo de pueblos en el corazón hablo de todo el mundo mundial. Creo que era mi madre, o era yo, no sé, quien decía cuando yo habitaba en esa franja “horaria” que es la edad del pavo, que “todo el mundo es bueno”. Quiero ser ciudadano del mundo. Me gustaría hablar